La Ética en el Desempeño Laboral

La Ética en el Desempeño Laboral

2018/04/17


La ética estudia lo correcto o equivocado del comportamiento humano, es decir brinda diferentes elementos, principios, valores con el fin de que las personas o individuos tomen decisiones correctas dentro de su diario vivir.

No les dice cómo actuar ante determinada realidad sino más bien les ofrece varias alternativas frente a una situación, lo que da como resultado una decisión reflexiva que los demás juzgan conforme también a normas establecidas, aprobándolas o desaprobándolas dependiendo la época en la que se desarrolla el grupo social.

Esta forma de tomar decisiones se aplica en todos los campos de la vida y mucho más al desenvolverse en un trabajo en el que constantemente se tiene contacto con otras personas y se toman decisiones que pueden beneficiar a unos y perjudicar a otros, decisiones que si son tomadas dentro de un correcto actuar no implicarían un comportamiento incorrecto, pero si la decisión se la toma sabiendo que ese no era el camino correcto estaríamos frente a una ausencia de ética y dejando de lado la guía que nos brinda esta disciplina.

La ética profesional recibe puntos específicos de conducta cómo son: integridad, objetividad, competencia profesional, confidencialidad, observancia de disposiciones normativas, todo lo cual deberá convertirse en una herramienta de trabajo, ya que  en el desempeño de una profesión se necesita la confianza no solo en la habilidad del profesional sino también en su integridad.

En el ejercicio de la profesión se pueden enfrentar algunas situaciones como soborno, trato especial, amistad, intereses particulares, que dan lugar al cometimiento de actos de corrupción para conseguir lo que convenga a sus intereses, razón por la cual toda persona y en este caso todo profesional deberá ser formado a base de principios desde muy temprana edad para que al momento de ponerlos en práctica no se presenten conflictos de valores y estén en capacidad de tomar decisiones que se traducirán en un trabajo eficiente.

Para lograr este propósito en la toma de decisiones entran en juego tres elementos: lo que debo hacer, lo que puedo hacer y lo que quiero hacer, para lo cual hay que tener bien definido sus valores.

Debemos tratar de recuperar la credibilidad del público y revalidar la utilidad social del profesional, por lo que tenemos que trabajar con esmero y darle el sitial que se merece a la ética en el ejercicio de un cargo con la finalidad de que no se degrade la profesión ni la persona como tal.   Ximena Abril Fajardo




Compartir:

Comentar